Si no se ve bien el menú, recomendamos utilizar como explorador: Mozilla Firefox, el más rápido y seguro del mundo (Descarga gratuita. Software libre)

jueves, 11 de noviembre de 2010

10 alimentos que deberíamos comer BIOLOGICOS

La inversión en productos orgánicos a la larga resulta en un ahorro en medicamentos y en una mejora del bienestar, nuestro y el del planeta. Los alimentos ecológicos cumplen las normas establecidas, que incluyen, entre otros requisitos, no proporcionar a los animales antibióticos ni hormonas de crecimiento. Mientras, los agricultores no pueden utilizar abonos químicos ni pesticidas.
Estas toxinas pueden contaminar la comida y se transmiten a las personas cuando la consumen. Muchos ya tienen claro que esto puede ser perjudicial para la salud. Otros simplemente optan por la agricultura ecológica porque sus métodos conllevan una menor contaminación. Como sea, si no podemos acceder a una cesta de la compra completamente orgánica, aquellos alimentos que ingerimos con regularidad deberían ser ecológicos para no acumular sustancias tóxicas en nuestro organismo.

1. Los caprichos favoritos
Los químicos peligrosos están por todas partes – en nuestro organismo, en nuestro entorno y en nuestros alimentos. Casi todos pueden tolerar unos pocos plaguicidas pero, pero como con cualquier cosa, el exceso no es bueno. Los expertos afirman que todo lo que se come en abundancia debe ser ecológico, para evitar la sobre exposición a ciertos productos químicos. Mientras que unos cuantos residuos de pesticidas en la bolsa de aperitivo puede no estar mal, si los consumimos a diario, empezamos a apostar por la acumulación de tóxicos en nuestro cuerpo (por no hablar de la obesidad). Lo mismo con las salsas elaboradas, la comida precocinada, la bollería industrial, etc.. Es especialmente importante recordar esta regla para los bebés y los niños, porque en su pequeño cuerpo las toxinas se acumulan rápidamente.
También es cierto que no todos los alimentos aglutinan igualmente las sustancias tóxicas que se les aplica para su cultivo. De hecho, algunos de ellos no están tan contaminados cuando se trata de la versión convencional, no ecológica. Los siguientes 10 productos del huerto, o bien no absorben demasiado los pesticidas o se pelan antes de comer: espárragos, aguacates, plátanos, brócoli, col, kiwi, mango, cebollas, papaya, piña.

2. Alimentos para bebé
Los bebés y niños pequeños son especialmente susceptibles a los efectos nocivos de los plaguicidas, antibióticos, hormonas y cualquier producto químico. Como la comida del bebé a menudo se hace a base de verduras y frutas concentradas, el nivel de cualquier sustancia sintética se intensifica en los platos.
Muchos pesticidas utilizados en frutas y vegetales son tóxicos para el cerebro y pueden interferir en su desarrollo. La hormona sintética del crecimiento utilizada en la carne puede causar pubertad precoz en las niñas (fuente: Cornell). Al final, la exposición a toxinas en ciertas fases del desarrollo puede ser crítica. Los tóxicos que no tendrían mayor efecto en un adulto, pueden dañar el sistema nervioso y el cerebro de un niño. Si a esto se suma el pequeño tamaño del cuerpo del bebé, la combinación resulta incluso más peligrosa.
Si el niño no ha sido alimentado con productos orgánicos, el cambio a la dieta ecológica puede disminuir su nivel de plaguicidas en sangre (fuente: Curl). La comida orgánica puede beneficiar al niño, incluso antes de que nazca, ya que los productos químicos tóxicos en el torrente sanguíneo de la madre pasan al feto (fuente: Consumer Reports).

3. Verduras de hoja verde
La ensalada es una opción sana, siempre que no esté elaborada con verduras cargadas de productos químicos que pueden acabar por intoxicarnos. A los insectos, gusanos y babosas les encantan las hojas tiernas de espinacas y lechugas, tanto como nosotros. Algunos de los pesticidas más potentes se aplican sobre las verduras que utilizamos en nuestras ricas ensaladas. La espinaca es la verdura con mayor cantidad de plaguicidas. Por el contrario, los agricultores ecológicos, para mantener a los insectos a raya, se sirven de repelentes no tóxicos y de trampas como las redes.
Vegetales como la col rizada, las hojas de mostaza y de nabo y las berzas también están en lo alto de la tabla por riesgo de contaminación con plaguicidas. Si es posible, resulta más seguro comprar la versión orgánica de estas verduras de consumo abundante.

4. Pimientos, judías, tomates, apio, zanahorias y coliflor
Los pimientos, sean de la clase que sean, absorben como esponjas los pesticidas a través de su fina piel. Son propensos a la infestación por insectos, por lo que están sujetos a fuertes fumigaciones de insecticidas en las grandes granjas comerciales. Aunque se laven y pelen estas delicias de colores no se elimina su contaminación.
Otras verduras que muestran un elevado nivel de residuos de plaguicidas son el apio, las judías verdes y los tomates. Los cherry son pequeños y difíciles de limpiar. El apio no tiene piel protectora, así que es otro candidato para la compra ecológica.
Según los estudios, también las tasas de plaguicidas en las zanahorias y la coliflor es considerable si su origen no es ecológico.

5. PatatasLa omnipresente patata absorbe una dosis doble de toxinas cuando se cultiva en condiciones no ecológicas. Los productores fumigan pesticidas en las plantas y añaden fungicidas al suelo para prevenir que los tubérculos enfermen. Los fungicidas previenen el llamado tizón, causante de la hambruna de la patata a mediados de la década de 1800 en Irlanda y que provocó la muerte de alrededor de un millón de personas. No hay buenos métodos orgánicos para combatirlo, por lo que el precio de las patatas ecológicas es más del doble que el de las no ecológicas.
El nivel de plaguicidas para la batata es un poco inferior pero también lo suficientemente alto como para optar por la de cultivo ecológico.

6. Melocotones, manzanas, nectarinas, fresas, cerezas y uvasCon el lavado no eliminamos todos los plaguicidas de un melocotón no ecológico y, al pelarlo, se pierden un montón de beneficios nutricionales de la fruta. Además de los melocotones, muchas otras frutas contienen altos niveles de pesticidas. Las manzanas y las nectarinas también son de los alimentos más cargados de plaguicidas.
Por su parte, las fresas absorben gran cantidad de veneno a través de su fina piel, que además no se puede pelar. Lo mismo ocurre con las cerezas. Las uvas y las pasas no orgánicas también entran en el mismo saco tóxico. Muchos zumos de frutas que ofrecemos a los niños contienen jugo de uva, con lo que se hace especialmente necesario buscar la etiqueta ecológica. Comprar frutas extranjeras fuera de temporada es arriesgado, ya que las normas son laxas en muchos de los países de origen, sin olvidar el coste ambiental del transporte.

7. Café
El café suele ser la manera de despertar al día. A menudo, los granos con los que preparamos esa estimulante taza de café se han cultivado en un país que no regula el uso de plaguicidas y fertilizantes. Todo lo contrario a lo que hace ecológico a un café Además de la etiqueta ecológica, también conviene buscar la etiqueta de Comercio Justo, que garantiza que los productores de café han sido pagados de manera justa y bien tratados.
Un elemento más a considerar antes de disfrutar de esa taza humeante es si es de origen Shade-grown, es decir, de café cultivado a la sombra del bosque, un método de producción que preserva los majestuosos árboles de la selva y la biodiversidad que alberga.

8. Huevos
De los pollos a los huevos pueden pasar pequeñas cantidades de pesticidas y, a partir de ahí, a los muchos alimentos preparados con ellos. Los huevos ecológicos provienen de aves que se alimentan con grano orgánico y no se les suministra ni hormona del crecimiento ni antibióticos.
Sin embargo no es la falta de contaminantes lo que convierte a los huevos orgánicos en una necesidad, sino cómo se producen esos huevos. La filosofía aquí es que los pollos felices producen mejores huevos. Los defensores de los huevos orgánicos dicen que el origen marca la diferencia. Las gallinas camperas o de corral tienen acceso a un patio, además de no estar tratadas con productos químicos.
¿Huevos blancos o morenos? No hay diferencia nutricional entre unos y otros. El color del huevo depende de la raza de la gallina. Las gallinas blancas ponen huevos blancos y las marrones, oscuros. Es así de simple. Por otro lado, los huevos ecológicos no se limitan a los de gallina. Algunos productores orgánicos ofrecen variedad de opciones exóticas: ganso, codorniz e incluso huevos de avestruz.

9. Productos Lácteos
La leche no ecológica puede contener trazas de pesticidas. Como la leche es un alimento básico para los niños, esto es motivo de atención. La leche orgánica es más pura. Procede de vacas alimentadas a partir de granos cultivados sin abonos químicos ni pesticidas. La hormona del crecimiento tampoco está permitida, al igual que los antibióticos, porque podrían entrar en la leche. El uso generalizado de antibióticos también aumenta la posibilidad del desarrollo en el futuro de bacterias resistentes a dichos antibióticos. Las vacas lecheras ecológicas deben pastar en el campo con regularidad y el pienso que se les suministra no puede contener plaguicidas ni fertilizantes, lo que disminuye el impacto de la cabaña en el medio ambiente. Los mismos preceptos de aplican al resto de productos derivados de la leche, como el yogurt, helados, mantequilla o queso.

10. Carne
El brote de la enfermedad de las vacas locas en la década de 1990 dio un gran impulso a la carne orgánica. La normativa impone a los ganaderos ecológicos que no pueden dar a sus animales antibióticos que les hagan resistentes a la enfermedad. La hormona del crecimiento para acelerar el desarrollo de los animales también está prohibida en el ganado criado para producir carne orgánica certificada.
El ganado y las aves de granja deben alimentarse con granos que se cultivan sin fertilizantes químicos ni pesticidas. No está permitido el pienso que contiene subproductos de la carne, el medio de propagación de la enfermedad de las vacas locas. Además, la ternera ecológica debe provenir de una vaca a la que se le dio piensos orgánicos durante el último tercio de su gestación.
La etiqueta ecológica también significa que el animal diariamente tenía acceso al exterior por algún tiempo. Sin embargo, estos requisitos no están claramente definidos y al aire libre puede significar que el pollo se crió en una jaula con rejilla abierta al exterior.

By lolaisabel, on Septiembre 17th, 2010
M.Prieto/ Vida Sana – ecogaia.com /Orlando Mallozzi / Ecoticias.com

viernes, 15 de octubre de 2010

SOMOS LO QUE COMEMOS...

Interesante y clarificador vídeo emitido el al 2 de TVE, donde se analiza y concreta que es lo que comemos y porque lo comemos. Una análisis completo de los habitos de consumo y una apuesta por la alimentación ecológica o biológica local. En definitiva un mensaje a la toma de conciencia y a la autoresponsabilidad.

martes, 12 de octubre de 2010

PROCESO DE DESHIDRATACIÓN DE FRUTAS

PROCESO DE DESHIDRATACIÓN DE FRUTAS

1.Introducción
2.Objetivos
3.Proceso de deshidratación de frutas
4.Discusión de resultados
5. Diagrama de flujo del proceso en deshidratación de frutas
6. Resultados obtenidos
7. Discusión de resultados
8.Conclusiones
Publicidad


1. INTRODUCCION
La deshidratación es una de las formas más antiguas de procesar alimentos. Consiste en eliminar una buena parte de la humedad de los alimentos, para que no se arruinen.

Se considera de mucha importancia la conservación de alimentos pues esto nos permite alargar la vida útil de las frutas y poder tener acceso a mercados más distantes, otra de las importancias de conservar frutas deshidratadas es debido a que podremos contar con frutas en épocas que normalmente no se producen, logrando así mejores precios.

Por medio del calor se elimina el agua que contienen algunos alimentos mediante la evaporación de esta. Esto impide el crecimiento de las bacterias, que no pueden vivir en un medio seco, por ejemplo a las piñas, manzanas y banano.

Los alimentos deshidratados mantienen gran proporción de su valor nutritivo original si el proceso se realiza en forma adecuada.

2. OBJETIVOS


Publicidad
especialistas en nutrición vegetal

- Observar y reportar los cambios obtenidos en las características organolépticas de las fruta
- Disminuir la actividad enzimática de las diferentes frutas deshidratadas.
- Aumentar la vida útil de las frutas por medio de la eliminación del agua.

3. MATERIALES Y EQUIPO

a)Tres Diferentes tipos de frutas con diferentes cantidades.
•Piña
• Banano
• Manzana
b) Un horno pequeño que funciona a base de electricidad.
c) Mesa de acero inoxidable
d) Cuchillos
e) Balanza

4. PROCESO DE DESHIDRATACION DE FRUTAS

Para la realización de la presente práctica fue necesario primero, desinfectar el área a trabajar, lavando la mesa y los cuchillos con agua clorada. Las frutas fueron lavadas y desinfectadas para luego proceder a retirarles las cascaras.

Para la preparación de la fruta de banano fue muy sencillo retirar la cascara y se realizo solamente con las manos y luego se corto con un cuchillo en rodajas de banano para darle una mejor presentación.

En el caso de la piña y la manzana fue necesario retirar las cascaras con un cuchillo y después cortar las frutas en rodajas de tamaños especiales para garantizar que el deshidratado fuera mejor, ya que depende mucho del área de contacto de la fruta con el calor generado en el horno.

Después de que las frutas fueron preparadas procedimos a colocarlas dentro del horno en donde permanecieron alrededor de 6 horas a una temperatura cercana a los 50 grados Celsius.

Luego de cumplirse el tiempo de secado, retiramos las frutas del horno y obtuvimos el peso de las frutas secas, también observamos los diferentes cambios organolépticos y de tamaños que sufrieron las frutas.

5. DIAGRAMA DEL FLUJO DEL PROCESO EN DESHIDRATACION DE FRUTAS

PROCESO: Deshidratación de Frutas FECHA: 16/02/09
PRODUCTO: Frutas para Ponche HOJA: 1/1
EMPRESA: Noveno Semestre FINAL: BPT
METODO: Actual
INICIO BMP

6. RESULTADOS OBTENIDOS
Peso de Fruta Fresca Peso de Fruta Seca
% Humedad
Fruta gr Fruta gr Fruta gr
Banano 102.9 Banano 33.5 Banano 67.4441
Manzana 207.2 Manzana 16.5 Manzana 92.0367
Piña 498.4 Piña 172.5 Piña 65.3892



7. DISCUSION DE RESULTADOS

El agua es uno de los componentes principales en la mayoría de los productos alimenticios. Su importancia radica en que sirve de transporte para sustancias, además de ser clave en el desarrollo de microorganismos, principales agentes de deterioro de los alimentos. La disminución del agua presente en un alimento ha sido una estrategia utilizada desde la antigüedad para conservar la calidad durante los períodos de almacenamiento.
Publicidad
Curso Especialista en
FRUTICULTURA
Se desarrollan y exponen los aspectos más importantes que condicionan la implantación y desarrollo de cultivos de árboles frutales con éxito. Se tratan aspectos técnicos incluyendo temas dedicados a fertilización, plantación, control de malas hierbas, poda, así como la forma de prevenir, tratar y controlar algunas plagas y enfermedades que puedan presentarse...
Más información

www.infoagro.com

El Cuadro 1 se muestran los pesos antes del proceso de deshidratación de la fruta, para el banano es 102.9 gr, manzana 207.2gr y en la piña 498.5gr y en el Cuadro No.2 se muestran los pesos finales de la fruta

En el Cuadro No.3 se observan los cálculos sobre % humedad que fue eliminada durante el proceso. Siendo el mayor para la manzana con un 92.036% durante un tiempo de 4 horas, 67.44% para el banano y un 65% en la piña.

Cuadro 4 muestra las características iníciales físicas de los fruto, antes de ser sometidas al proceso de deshidratación y las cambios físicos después del proceso. Los Cambios mas comunes fueron : Cambio de Aroma, Reducción de Tamaño, Cambio de Coloración.

Las 10 razones por las cuales los consumidores alrededor del mundo están prefiriendo el consumo de alimentos deshidratados

1. Gran Sabor Las frutas deshidratadas tienen un sabor increíble. Su sabor es intenso
2.Es muy simple prepararlas Solamente corte, deshidrate y empaque
3.Son Nutritivas y le ayudan a estar en forma La pérdida de nutrientes es mínima y no requiere de conservantes
4.Le dan economía Los alimentos pueden adquirirse en épocas de abundancia y rebajas para disfrutarlos después
5.Fáciles de usar Los alimentos deshidratados pueden utilizarse de 1,000 maneras diferentes
6.Fáciles de empacar En un recipiente con tapa o bolsita de cierre se conservan muy bien por largos períodos
7.Económicas de almacenar No requieren de congelador o refrigerador para almacenarse
8.Compactas Utilizan poco espacio en los estantes o incluso en su cartera
9.Livianas Ideales para llevar de paseo, camping o en actividades externas pues no pesan,ideal para los deportistas
10. Convenientes No se derriten ni deshacen

8. CONCLUSIONES

En conclusión, las condiciones utilizadas en la planta de procesamiento nos permitieron obtener trozos de piña, banano, manzana mínimamente procesados. De acuerdo a los valores de actividad de agua alcanzando durante el proceso de deshidratación en los pedazos de piña, manzana y banano se observaron cambios de forma coloración y una reducción de tamaño esto se debe a un cambio de concentración de los Grados Brix existentes en la fruta y la eliminación del Agua.

La deshidratación de la fruta sin romper células y sin poner en contacto los sustratos que favorecen el oscurecimiento químico, permite mantener una alta calidad al producto final. La fruta obtenida conserva en alto grado sus características. Además, es estable a temperatura ambiente (23 oC) lo que la hace atractiva a varias industrias con perspectivas de aplicación al abastecimiento de 'materia prima pre-procesada para la industria de obtención de jugos o pulpas.

José Antonio Palacios Gil
Byron Rafael Orellana Sandoval
Michael Felipe Sacalxot López
José Fernando Girón Beherens
Pedro Armando López Castillo
Universidad de San Carlos de Guatemala
Escuela Nacional Central de Agricultura.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Entrevista a Alfredo Embid, sobre La verdad del SIDA y la no existencia del VIH

Os dejamos con este vídeo ¡¡¡interesantísimo!!! que plantea la salud desde el punto de vista personal y no desde los intereses de las multinacionales de la enfermedad.
El Vídeo es una , coordinador de la Asociación de Medicinas Complementarias, donde cuestiona con multitus de datos contrastados la realidad de lo que nos venden por Sida...
Madrid, 2008 http://replantearsida.blogspot.com/

Otras informaciones:
Roberto Giraldo (Catedratico de Inmunilogía) Web
www.rethinking.org

miércoles, 15 de septiembre de 2010

TORTAS DE AVENA... (Asociación Raices)

Desde la Asociación Raices, nos envian su propuesta y nos dan a conocer un alimento sano y digestivo, que probablemente muchas personas no consumen de manera habitual: los copos de avena ecológiocos. Para ello, esta semana nos ofrecen a todos los socios la posibilidad de adquirirlo en la asociación a bajo coste.
Compartimos una receta de tortas de avena, que gusta a todos los comensales, niños y mayores, omnívoros y vegetarianos.

INGREDIENTES:
1 taza de avena cruda
1 taza de leche
150 grs de queso fresco
1/2 taza de cilantro picado
1/2 taza de perejil picado
1/2 taza de cebolla picada
pan molido el necesario
1 huevo
aceite
sal al gusto

PREPARACION:
Se remoja la avena con la leche durante 30 minutos.
Se le agrega a la avena el queso rallado y se incorporan uno por uno todos los ingredientes y se hace una mezcla, añadiendo la cantidad de pan molido necesaria para poder hacer las tortitas sin que se rompan.
Se forman las tortitas del tamaño adecuado según el gusto de quien prepara y se frien o se introducen en el horno con papel vegetal en la base.
Ya doradas, se dejan escurrir y estan listas para servirse, acompañadas de una ensalada al gusto.

¡Que lo disfrutéis!

Sobre la avena:
Es uno de los cereales más completos que hay. Posee altas propiedades energéticas y nutritivas, pero sobre todo destaca por sus cualidades energéticas.
Tiene un gran aporte de:

• Proteínas: de alto valor biológico.

• Hidratos de carbono: de absorción lenta y de fácil asimilación. Estos proporcionan energía durante mucho tiempo después de haber sido absorbidos por el aparato digestivo, dando un mayor ánimo y sensación de bienestar, evitando la sensación de fatiga y desmayo.

• Un gran número de vitaminas como la vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, vitamina B6 y vitamina E.

• Contiene minerales como el sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, cobre, cinc y oligoelementos.

• Aminoácidos: la avena contiene seis de los ocho aminoácidos imprescindibles para la síntesis correcta de proteínas.

• Es un cereal con buen aporte de fibra, esencial para el buen funcionamiento intestinal y para bajar de peso.

• La avena es el cereal con mayor porcentaje de grasa vegetal. Cien gramos de avena cubren un tercio de nuestras necesidades diarias de ácidos grasos esenciales.

• Cómo todo alimento, cuando la avena está bien combinada con otros alimentos vegetales como la fruta o la verdura, las oleaginosas, leche de soja, etcétera, mejora en gran medida su proporción de aminoácidos, aproximándola al ideal para el organismo.


Fuente Asociación Raices, su blog

jueves, 2 de septiembre de 2010

Beneficios del Platano o Banana

El plátano o banana es una fruta que tiene grandes beneficios para la salud aunque la mayoría de ellos son ignorados y sólo se conocen sus propiedades para brindar energía rápida al organismo.Pocas personas conocen que la banana o plátano es un excelente remedio natural contra la Depresión debido a que contiene Triptofano, un precursor de la formación de Serotonina.Las propiedades de la banana son múltiples y vamos a detallar algunos de sus beneficios.


Beneficios del platano o la banana
* Como ya mencionamos el plátano es un remedio natural para la Depresión y mejora los estados de ánimo.

* Mejora el insomnio, comer una o dos bananas antes de acostarse ayuda a dormir mejor, deben comerse lejos de las comidas para aumentar su efecto.

* La banana es una fuente de energía rápida necesaria en la dieta de los niños y deportistas.

* El plátano equilibra los líquidos del organismo con lo cual es beneficioso para regular la Hipertensión.

* Las bananas mejoran el reuma, la artritis y la Gota.

* El plátano bien maduro controla la diarrea.

* Para corregir el estreñimiento se deben consumir plátanos poco maduros.

* Comer bananas mejora el cabello y ayuda a evitar la caída.

* Para las picaduras de insecto se frota sobre ellas la parte interior de la cáscara de plátano.

* La banana es buena para la anemia ya que estimula la produccion de hemoglobina.

* Por su contenido en pectina el platano reduce los niveles de Colesterol.

* La parte interior de la cáscara de la banana aplicada sobre las verrugas consigue que éstas desaparezcan.

* Consumir plátanos alivia los dolores premenstruales.

* La banana calma y evita los calambres debido a su alto contenido en potasio.

jueves, 20 de mayo de 2010

El pesticida podría causar el Trastorno de Déficit de Atención

Un estudio realizado en Estados Unidos reveló que una de las posibles causas del Trastorno de Déficit de Atención (TDA) en los niños es su constante exposición a los pesticidas que se encuentran en las frutas y verduras.

Un grupo de investigadores encontró pesticida en la orina del 94% de los niños que participaron en el estudio. Curiosamente, los niños con mayores niveles de esta sustancia también resultaron ser más propensos a presentar TDA o hiperactividad, dos problemas comunes que obstaculizan el aprendizaje escolar.

Según Maryse Bouchard, de la Universidad de Montreal, el consumo de pesticida está prácticamente en todos lados: aunque la principal fuente se encuentre en las frutas y verduras, éste también puede hallarse en el aire que respiramos o en el agua que bebemos.

Pese a que este estudio sugiere que hay un vínculo entre los pesticidas y el TDA, algunos expertos aseguran que se necesitan evidencias más claras para ligarlos. Mientras inician nuevas investigaciones, Bouchard sugiere consumir frutas y verduras orgánicas para evitar este problema y advierte que, tanto las fresas como las moras y el apio congelados, contienen niveles más altos de pesticida que estos mismos en estado natural.

Fuente: The Huffington Post

viernes, 7 de mayo de 2010

COMO HACER BARRITAS DE AMARANTO CON CHOCOLATE



por TECNOLOGÍA DOMÉSTICA PROFECO
Más información de otros platos en la Revista del consumidor.

jueves, 6 de mayo de 2010

Una alimentación con una huella baja en carbono

Nutrirse de manera sensata y respetuosa
Una dieta de baja huella de carbono sería aquella basada en productos frescos y poco envasados y procesados, ecológicos cuando sea posible, con poco consumo de carne y de origen lo más local posible. Comer diverso, local, valorando lo que llega a la mesa y disfrutando con conciencia, es lo que se promueve desde el movimiento Slow Food: más riqueza, diversidad y sabor, y menos huella.

Pese a que el ahorro de CO2 de una dieta u otra es más difícil de cuantificar que el de la energía (no se trata de una conversión directa entre consumo y emisiones), se calcula que adoptar algunos hábitos para una dieta más sensata ambientalmente puede reducir las emisiones de CO2 asociadas a la alimentación en un 40 % o más, en función de los hábitos personales. Sus implicaciones son similares a las de decidir abandonar los viajes aéreos.

Comer menos carne y más cereales, legumbres y frutas
Una dieta basada sobre todo en productos de la parte alta de la cadena trófica, es decir, en productos animales, requiere mucho más territorio, energía y agua que una basada en los productos de la parte inferior, como las verduras y los cereales. Para producir una caloría de carne para consumo humano se consume 9 veces más energía y un 33 % más de combustibles fósiles que para producir una caloría de origen vegetal. Y si hablamos de lo que se llama “agua incorporada”, se calcula que dejar de comer un kilo de carne ahorraría más agua que toda la utilizada en duchas en un año.

Podríamos comer carne con menos frecuencia y entonces comprar productos locales criados tradicionalmente o de ganaderia ecológica. Seguro que el sabor valdrá la pena. Colaborar con los productores locales y evitar participar de las absurdas dinámicas de transporte de alimentos desde países en los que la propia población pasa hambre, son también puntos favorables a adoptar este hábito.

Tradicionalmente, los pueblos han comido carne, pero nunca se ha comido carne a los niveles actuales, ni el cultivo animal ha supuesto la explotación de la naturaleza que supone ahora, ni éramos tantas bocas a alimentar. Hoy, la opción ética y ambientalmente más sensata es limitar a niveles razonables nuestro consumo de carne.

Alimentos frescos

Por cada caloría que llega al supermercado, se han consumido 10 calorías de petróleo, debido al procesamiento a que se someten muchos de los alimentos para que se conserven o tengan buen aspecto. En general, comprar productos frescos y no procesados reduce la huella de carbono de nuestra despensa, y posiblemente también es mejor para nuestra salud. Pese a que la comodidad muchas veces hace indispensable el uso de algunos productos procesados, nuestra tendencia y compra habitual será lo que finalmente determine nuestro impacto. Comprar productos frescos y cercanos también evita una gran cantidad de envases, y por tanto reduce nuestra generación de residuos. Los costes energéticos de realizar los envases para la comida son aproximadamente dos tercios del valor de la comida en sí misma, y el consumo energético de cocinar la comida en casa es un tercio de lo utilizado en productos precocinados, que deben refrigerarse, etc. para conservarse hasta nuestra casa desde que se han preparado.

Ingredientes de producción local
La mayor parte de alimentos viajan entre 2500 y 4000 kilómetros antes de llegar a su destino. La biodiversidad agrícola está en peligro bajo los mecanismos de mercado, que benefician determinadas variedades desde el punto de vista comercial y generan unas redes de distribución de los productos que hacen que las manzanas y los tomates de las tiendas de aquí provengan de sitios lejanos y los de aquí se vendan en otros países. Comprar productos y variedades locales reduce las emisiones de CO2 asociadas al transporte de alimentos. Además, las plantas que han crecido o se han cultivado tradicionalmente en un lugar están adaptadas a sus condiciones edáficas, a sus ritmos de lluvias, y al resto de especies vegetales y animales que comparten el territorio con ellas, por lo que no necesitan tantos recursos (fertilizantes, etc).
Cuanto más cerca esté el productor del alimento de nuestra mesa, menos huella y más sabor. Las cooperativas de consumo ponen en contacto productores de la región con los consumidores, y permiten servir en la mesa productos frescos, de temporada y locales.

Para los alimentos que no pueden ser locales, ya que son pequeños lujos no autóctonos, como el chocolate o el café, podemos moderar el consumo y comprarlos de comercio justo y producción ecológica.

Productos de temporada
Cada planta tiene su ciclo, pero hoy podemos encontrar en las tiendas prácticamente todos los productos en cualquier momento del año. Un tomate de invernadero, sin embargo, requiere más energía y emisiones de CO2 que uno de temporada. Si compramos productos de temporada, evitamos los alimentos procedentes de invernaderos o de lugares lejanos con otro clima, o que se han mantenido en cámaras durante los meses en los que no están disponibles de modo natural. Si cocinamos y comemos los alimentos de temporada están en su mejor momento, más frescos y buenos, y vendrán de más cerca.

Productos ecológicos

La agricultura y la ganadería más intensivas dependen de maquinaria y productos de síntesis que son nocicos para el entorno y la biodiversidad pero que, además, requieren más energía para fabricarse y aplicarse que los sistemas ecológicos o tradicionales. Se calcula que la agricultura y la ganadería intensiva son responsables del 7 % del carbono de la atmosfera. Para fabricar una tonelada de fertilitzante sintetizado por los humanos son necesarias entre 4 y 6 toneladas de petróleo.

En cambio, la agricultura ecológica utiliza un 50 % menos de energía que los sistemas convencionales. Producir un litro de leche ecológica consume un 25 % menos de energía que producirlo con sistemas de ganadería convencional.

Los sistemas de cultivo como el control integrado de plagas también permiten una productividad alta, reduciendo el uso de pesticidas y energía (por ejemplo, al labrar menos, utilizar sistemas naturales de mejora de los suelos y de control de plagas y hierbas). La ganadería extensiva también tiene un menor impacto sobre el medio, sobre los animales y consume menos energía.

Del mismo modo, unos consumos razonables de pescado permitirían la recuperación de las pesquerías y un suministro suficiente de pez salvaje. Pese a que aún no está cuantificado en términos de CO2, la cría de pescado en piscifactoría requeriría más energía y recursos que la captura libre a pequeña escala y el consumo de pescado local.

Una sociedad que coma menos productos animales podría abastecerse sin problemas con este tipo de producción. Somos nosotros quienes decidimos qué tipo de ingredientes escogemos para nuestra mesa.

Producir tus propios alimentos
Cultivar algunas hortalizas, verduras o frutas en un pequeño huerto ecológico o un rincón comestible en el balcón anima a valorar la comida y las variedades locales y de temporada, y permite llevar a la mesa alimentos frescos con una huella de carbono mínima o cero. Una opción si no hay espacio en casa pueden ser los huertos comunitarios.

Resumiendo...
• No comer en exceso, evitar el desperdicio de basura y priorizar el consumo de alimentos vegetales reduce nuestra huella de carbono.
• Escoger alimentos frescos (no envasados ni procesados), de cultivo próximo y de temporada significa escoger alimentos de menor huella ecológica y seguramente más sabrosos.
• La producción de alimentos ecológicos es más respetuosa con el medio y utiliza menos recursos y energía.
• Intentar cultivar algunas hortalizas o verduras ayuda a valorar la comida, es educativo y permite llevar a la mesa alimentos frescos de baja huella.



Más sobre HUELLA ECOLÓGICA.

martes, 16 de febrero de 2010

Beneficios de la sandía, por Lesli Hinojosa

La sandía es un fruto originario de África, es de corteza gruesa y contiene una gran cantidad de agua. Suele ser consumida tanto por su exquisito sabor como por sus propiedades nutricionales, además de actuar como un poderoso hidratante al contar con grandes cantidades de líquido en su pulpa.

Existen más de 50 especies de este fruto, pero los beneficios de la sandía son muy similares en todos los casos. A continuación se explican detalladamente.

· Antioxidante: El licopeno (es la sustancia que da el color rosa característico a este fruto) proporciona una acción que impide la producción de radicales libres, los cuales tiene un efecto en cadena que causa daños a nivel celular.

· Limpia los intestinos: Debido a su gran cantidad de fibra, ayuda en todo el proceso digestivo y hace que se elimine con mayor facilidad los productos de desecho.

· Tensión arterial: Debido a todas sus sustancias nutritivas ocasiona un equilibrio en el sistema circulatorio, manteniendo la tensión arterial en rangos normales.

· Sistema nervioso: Por contener potasio, mejora los impulsos nerviosos haciendo que su transmisión al organismo se efectué de manera normal.

· Hidrata: Debido a que el 93% de la sandia es agua, se considera como una excelente opción para mantener un correcto estado de hidratación.

· Adelgaza: el valor calórico es de aproximadamente 20 calorías por cada 100 gramos de sandia, por lo cual hace de este fruto una opción idónea para introducir en la dieta, además que provoca una sensación de saciedad rapida.

· Depurativo: Debido a sus propiedades nutritivas, la sandia desintoxica el organismo ya que tiene una funciona coadyuvante con el hígado sintetizando componentes grasos complejos, además de fabricar bilis .

· Vías urinarias: Ayuda a los riñones a cumplir su función, posiblemente sea debido a su gran cantidad de agua y a que su asimilación es simple en el organismo haciendo que la carga de toxinas sea mínima.

Fuente Otra medicina

viernes, 1 de enero de 2010

El maestro Fukuoka nos enseña una técnica sencilla para crear nuevos bosques sembrando semillas en bolitas de arcilla


El nendo dango es una imitación de la naturaleza. Cuando tiramos nendo dango, sembramos como Dios. Cuando hacemos nendo dango hay que sentir que somos Dios. Cuando se hacen los nendo dango estamos metiendo alma en la bolita de arcilla.

Fukuoka
El proceso de desertificación en el mundo es imparable: "hay que sembrar y sembrar si queremos poder ofrecer un futuro a nuestros descendientes", durante 60 años, Masanobu Fukuoka, ha desarrollado un método de agricultura natural, y ahora lo ha aplicado con éxito para frenar la desertificación. El método que propone Fukuoka para la reforestación (reverdecer) es la pildorización. Este sistema consiste en embadurnar semillas en una capa de arcilla, hacer bolas de arcilla de un grosor determinado dependiendo del tamaño de cada semilla. El fin es el de protegerla una vez depositada en el terreno y evitar que sea alimento de pájaros, roedores y otros animales. Las semillas están así protegidas a la espera de la época lluviosa, en ese momento la arcilla absorbe el agua y la semilla la utiliza para poder germinar. Este sistema es mucho más eficiente, según Fukuoka, que los métodos tradicionales de reforestación (aproximadamente hay un 2% de éxitos de germinación con el método de pildorización frente al 0,2% de otros sistemas) Un sistema sencillo pero que requiere especialización a la hora de realizar las bolitas de arcilla o "nendo dango".

Existen dos métodos de pildorización, uno manual y otro mecánico:
Sistema Manual. Hay que hacer la selección de las semillas, para ello hay que hacer una selección de 100 semillas. Tenemos que sembrar 100 variedades como mínimo para poder ofrecerle a la naturaleza la posibilidad de crear su propio equilibrio. Según Fukuoka un paisaje de rocas y pinos es un paisaje desequilibrado y a un paso de la desertificación total. No se puede llamar bosque a un desierto, y el desierto no es sólo dunas.

La mezcla de semillas está compuesta por:
50 variedades de frutales y forestales
30 variedades de hortalizas
10 variedades de cereales
10 plantas para mejorar el suelo (leguminosas)

Se hace la mezcla de semillas y se mezcla con arcilla cribada y agua, el resultado final o sea que germinen las semillas dependen de muchos factores: la elección de la arcilla, la climatología, etc. Después de amasar la mezcla se hacen las bolitas de arcilla una a una. Este es un proceso lento pero que cumple una labor social importante al reunir a un numeroso grupo alrededor de un mismo fin: se charla, se ríe y se hacen bolitas. Una vez se secan a la sombra las bolitas son esparcidas por el suelo.

El Sistema Mecánico es indispensable a la hora de reverdecer grandes zonas (podemos hablar de terrenos de 10.000 H. o más. También es un sistema muy depurado que se debe practicar bastante antes de adquirir cierta maestría. La elección de semillas y arcilla es el mismo que en el proceso manual. Consiste en hacer la mezcla de semillas y arcilla en una hormigonera convencional, tan solo hay que retirarle las aspas. Es un proceso lento en el que se va añadiendo poco a poco arcilla y agua (también se le puede añadir papel triturado o algodón a la mezcla para darle más plasticidad a las bolitas en caso que se tenga que realizar una reforestación desde aviones o helicópteros), con este sistema cada bolita suele tener solo una semilla.

Combinando los dos métodos es factible con un grupo de 50 personas y 6 hormigoneras trabajando 8 horas hacer 3 toneladas de bolitas.

Su idea es la de hacer una Olimpiada Verde, una campaña de repoblación forestal por el Mediterráneo. España padece un problema grave de desertizacion y por eso quiere empezar por aquí.

En Grecia Fukuoka ha llevado a cabo un proyecto de reverdecer una extensa zona de 10.000 hectáreas desérticas con la ayuda de 500 voluntarios y esparciendo por doquier bolitas de arcilla. Se utilizaron 70 toneladas de arcilla y 12 toneladas de semillas, 5 toneladas de algodón y 3 toneladas de papel de periódicos. Todo el mundo ha colaborado, por eso no es necesario dinero, ni organización. Yo les decía a los jóvenes: tenéis que sembrar las bolitas con alma para que crezcan mejor. Cuando sembráis, sois como Dios.

Texto y fotos Toni Marin, webmaster de la pagina de GEA España y encargado de las Relaciones Internacionales

¿Cómo se fabrica y cosecha el HUMUS de LOMBRIZ?


Vídeos de como hacer el recipiente para producir el humus:

Vídeo de como producir el Humus.
Vídeo de fabricación de la Tolva.

¿Cómo se cosecha el humus?
Para facilitar la recolección del humus, haga lo siguiente:

* Retrasar unos 3 días el suministro de alimento para que la lombriz esté hambreada.
* Al pasar los 3 días se pone una capa de sustrato.
* Se dejan pasar unos 3 a 7 días y se separa el humus de la siguiente manera:
La recolección del humus es aproximadamente cada 6 meses, para que obtenga una cantidad aprovechable.

Para recolectarlo debe de poner a un lado a la lombriz con el sustrato y al otro el humus,después volver a colocar a las lombrices
Al finalizar el proceso le coloca sustrato encima a las lombrices para que empiecen otra vez su producción


Como hacer el recipiente para producir el humus:

Un rinconcito del patio, la terraza o el balcón basta para instalar una tolva que transforma -mediante lombrices californianas- basura orgánica en humus.

El 50% de la basura que desechamos diariamente es de origen orgánico y factible de ser reciclada en el propio hogar para producir compost o humus. Esta nota se orienta a este último producto, obtenido de la lombriz Eisenia fétida domesticada conocida como lombriz roja californiana. Se trata de un gusano come su peso diario y la mitad de lo que ingiere lo elimina ya transformado en humus, un excelente nutriente para todo tipo de vegetales, que es producido con pasmosa lentitud por la naturaleza. En cambio, el proceso con lombrices rojas es sencillo y rápido, y si se lo realiza bien, no atrae bichos ni genera olores desagradables.

Una tolva típica se puede hacer con un tanque de polietileno con tapa. Se llama ‘tolva’ por el mecanismo de ingreso y egreso de los materiales: por la parte superior se echa la basura y el humus se extrae por debajo en un ciclo continuo.

Será necesario hacer perforaciones en la tapa para que circule aire, y en el fondo del tanque para que drenen los líquidos. Para retirar el humus (que se acumulará en el fondo del tanque) se abre una puerta lateral cerca de la base de la tolva que permita ingresar con comodidad una palita de jardinería. Primero se marca un circulo con tinta indeleble y luego se hacen perforaciones con un taladro, lo más juntas posible y siguiendo la línea. A continuación con una hoja de sierra se va cortando entre perforación y perforación hasta sacar el circulo de plástico en una pieza. La misma servirá como puerta previa colocación de una bisagra y un pasador. Para mover con facilidad la tolva, lo mejor es insertar en la base tres ruedas de las que vienen con perno y tuerca. Cada una tiene que poder soportar unos 30 kg o más y se compran en casas de herrajes. Para instalar las ruedas adecuadamente, se dibuja un triángulo equilátero y se hace un perforación en cada vértice para pasar el perno y atornillarlo.

¿Cómo se usa la tolva?:
Se abre la puerta y se coloca en la parte derecha del piso las lombrices californianas (que están en un medio de humus y residuos orgánicos). A la izquierda se pondrá la basura orgánica del día. Se cubre todo con una pequeña capa de humus de lombriz -o en su defecto tierra- y se riega lo suficiente para humedecer el material. El humus acelerará la descomposición de la basura y mantendrá alejado a los insectos, mientras que el agua le brindará a las lombrices y microorganismos la humedad que necesitan para vivir y reproducirse. Se cierra la tapa y se abrirá a los 3 meses, cuando se haya cumplido el ciclo de producción de humus.

A partir de ahora, al finalizar cada día, y durante dos semanas, se volcará la basura del lado izquierdo (para no atiborrar a las lombrices que ingresaran progresivamente a la pila de basura), se cubrirá con un puñado de humus y se regará lo suficiente para humedecer lo último que se echó, por lo tanto será poco o nada el liquido que salga por los agujeros de drenaje. Durante los 15 días siguientes, se tira la basura del lado derecho y finalizado este tiempo ya se puede distribuir la basura en toda la superficie.

Un detalle a tener en cuenta: el primer mes hay que llegar con basura al primer tercio de la tolva, el segundo mes al segundo tercio y el tercer mes hasta completar. De este modo le daremos a las lombrices el tiempo suficiente para ir ascendiendo mientras devoran la basura. Después de los 3 meses ya no hay que estar pendiente de la pila de basura, y el humus se puede cosechar semanalmente.

Un tanque de 200 litros producirá unos 60 kg de humus cada 3 meses. La población de lombrices crecerá tendiendo a estabilizarse cuando la densidad alcance el limite. Hay que tener en cuenta por cuestiones de seguridad, que una tolva llena pesa cerca de 100 kg.

Que basura utilizar: restos de comida, aceite de fritura (frío) papel blanco, pasto, hojas. Evitar restos de carne y productos químicos o tóxicos.

Otras informaciones de compostaje:
Manual del compostaje casero (Muy Completo).
Todo del compost.
Preguntas sobre compostaje.