Si no se ve bien el menú, recomendamos utilizar como explorador: Mozilla Firefox, el más rápido y seguro del mundo (Descarga gratuita. Software libre)

jueves, 19 de enero de 2012

COMO HACER NUESTRO PROPIOS BOTES DE GERMINADOS (PROPIEDADES)

Necesitas: 
Un frasco de vidrio de boca ancha.
Un pedazo de gasa.
Una liga.

Procedimineto: 
1. Semillas de una sola clase.
2. Déjalas remojar de 8 a 12 horas. Enjuaga bien las semillas y quita todo el exceso de agua. ¿cómo? 3. Coloca el frasco ya sin agua en un lugar oscuro y templado. Debe estar inclinado y húmedo, no mojado.
4. Enjuaga tres veces al día durante tres días, sin sacar las semillas del frasco, echando agua a través de la manta ...Tira el agua y vuelve a colocar el frasco inclinado...
5. El cuarto día se pone el frasco en un lugar con luz para aumentar su contenido en clorofila. ¡ y listo! Puedes utilizar semillas de alfalfa, maíz, lenteja, frijol, soya, ajonjolí, chía, munge... Pero siempre y cuando sean semillas frescas y enteras, con todo y cáscara. Cerciórate de que no hayan estado guardadas mucho tiempo, ni expuestas al calor.
Propiedades nutricionales:
Las propiedades nutricionales de los germinados son altísimas Por ejemplo en cuanto a proteínas, los germinados de alfalfa, girasol y rabanito poseen un 4%, mucho más que muchas verduras.
Los germinados de soja o de guisantes, con un 27% de proteína son comparables al porcentaje de la carne, la leche y los huevos, pero sin el gran contenido en grasa.
Los germinados de cereales y algunas semillas como el trigo y las pipas de girasol, son ricos en grasas.
Mientras la grasa de la harina y el germen de trigo se enrancian muy rápidamente, las grasas en los germinados duran semanas.
El tan afamado aceite de germen de trigo es roto en fracciones de ácidos grasos esenciales de los cuales más de un 50% es Omega

6. Mientras que el aceite de girasol es la mejor fuente de ácidos omega 6, los germinados de girasol hacen esas grasas más digestivas y asimilables.

Propiedades terapéuticas:
Los germinados son sobradamente conocidos porque ayudan a prevenir enfermedades.
Favorecen los procesos de desintoxicación y depuración.
Fortalecen el sistema inmune.
Combaten la acción de los radicales libres.
Estimulan la secrección del páncreas.
Facilitan la digestión al activar los procesos de regeneración y desinflamación del aparato digestivo. Mejoran el funcionamiento intestinal y fortalecen la flora intestinal.
Rebajan el índice de colesterol.
Favorecen en general el metabolismo por su acción reconstituyente.

 Un saludo, Natalia.
Raíces para la DiVeRsiDaD

miércoles, 18 de enero de 2012

Rosa Mosqueta, el fruto de la eterna juventud...

Se ha revelado como uno de los más potentes regeneradores de la piel y está revolucionando el mundo de la Cosmética, la Nutrición y la Medicina natural.
¿Todavía no has oído hablar del aceite de Rosa Mosqueta? Elimina y previene arrugas, estrías, manchas, cicatrices...

Hoy en día la Rosa Mosqueta está en boca de todos. Desde siempre el ser humano ha corrido sin cesar tras un mito inalcanzable, aquella fuente de la eterna juventud que le libraría de envejecer y enfermar.

Y en esa continua búsqueda, queremos el alimento más sano, la fruta con más vitaminas, las infusiones con más propiedades curativas... más cremas, más ejercicio, mejor alimentación, terapias naturales, yoga, masajes. Pero la ciencia también avanza y ayuda a conseguir ese propósito de vida sana y mejorada, y a menudo encuentra la solución en remedios que ya se utilizaban desde hace siglos, como es el caso de los estudios acerca de una planta que está revolucionando el mundo de la medicina, de la farmacología y la cosmética: la Rosa Mosqueta.

La Rosa Mosqueta es un arbusto silvestre de ramas delgadas y repletas de espinas, cuyos tallos y ramas están llenos de flores blancas y rosadas, alegrando el suelo pobre de algunas zonas de la Patagonia. También se encuentra en pequeñas zonas de Chile y Perú. Cuando sus pétalos caen, la planta desarrolla un fruto rojizo de forma ovalada, repleto de unas enormes semillas (constituyen el 70% de su peso), y será de ellas de las que se extraiga el aceite, considerado hoy día como uno de los regeneradores dérmicos más poderosos que existen.

Propiedades de la Rosa Mosqueta Las propiedades, únicas, del aceite de Rosa Mosqueta se descubrieron durante un estudio que se llevó a cabo en la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile. Este estudio se basó en las propiedades cicatrizantes del aceite de Rosa Mosqueta, se realizó en 200 pacientes con cicatrices debidas a cirugías, quemaduras y otras afecciones que provocaban el envejecimiento prematuro de la piel. Asombrosamente, la aplicación continuada de este aceite atenuó de manera efectiva cicatrices y arrugas, y contribuyó a rejuvenecer la piel.

Aceite de Rosa Mosqueta puro El 95% son ácidos grasos considerados esenciales: pálmico,esteárico, linolénico, linoleico y oleico. Vitamina C, ácido retinoico, carotinoides, flavonoides, pectinas, polifenoles y riboflavina. Sus beneficios son el resultado de su alto contenido en ácidos grasos esenciales poliinsaturados: Linoleico 44-49% y linolénico 28-34%, que están directamente relacionados con la síntesis del colágeno. Estos ácidos son sustancias nobles, indispensables para zonas donde existen altos índices de proliferación de células nuevas, como es el rostro.

Usos de la Rosa Mosqueta INTERNO: En forma de infusiones, favorece la resistencia del organismo a las enfermedades. Estimula los procesos enzimáticos celulares y es un excelente reconstituyente de los tejidos. Combate los resfriados y los síntomas de la gripe, debido a su altísimo contenido en vitamina C (hasta 840 mg del fruto total). El té de Rosa Mosqueta, al ser rico en esta vitamina, es aconsejable, además, para los fumadores, ya que éstos pierden esta vitamina mucho más rápido que los no fumadores. Es un diurético ligero y tiene efecto laxante. Da, también, muy buenos resultados en enfermedades depresivas. Sus pétalos, en infusión acuosa, son recomendables como purgante, y para limpiar los riñones y la vejiga. Y se usa en la disolución de cálculos biliares y renales.



EXTERNO: El aceite de esta semilla es un poderosísimo regenerador de la piel.

Regenera y nutre la piel, eliminando visiblemente las arrugas y las cicatrices. Mejora la hidratación superficial actuando sobre el "factor natural de humectación".

Refuerza y multiplica la barrera de las ceramidas en el interior de la epidermis, reduciendo la pérdida de agua.

Tiene una gran capacidad de revigorizar el fibroblasto, célula dérmica productora de colágeno, elastina, ácido hialurónico y responsable de la firmeza y elasticidad de la piel.

Previene y corrige el fotoenvejecimiento y los problemas cutáneos debidos a las radiaciones solares a través de la autogeneración de melanina.

Redistribuye la pigmentación permitiendo la eliminación de manchas solares, así como las producidas en los casos de acné, varicela o viruela, disimulando la hiperpigmentación producida por las cicatrices.

En el caso de las mujeres embarazadas se recomiendan suaves masajes en los pechos y abdomen, durante el último trimestre de gestación, para evitar las estrías.

El aceite de Rosa Mosqueta es uno de los productos que mayor interés ha despertado en el campo de la Dermatología, la Nutrición y la Cosmética, debido a que sus usos y aplicaciones van desde la regeneración de tejidos dérmicos dañados, hasta el retraso en la aparición de las líneas de envejecimiento prematuro, la prevención en la formación de arrugas y la recuperación de pieles afectadas por quemaduras o incluso radioterapia.

Proporciona excelentes resultados en el tratamiento post-peeling, cicatrices post-quirúrgicas, quemaduras, estrías recientes, en definitiva en todos los casos en los que la piel necesite regenerarse de una manera rápida y eficaz. El aceite es muy ligero y se absorbe rápidamente, su pH es de 5.1 lo que le hace afín a la piel, además no tiene olor y tiene una textura ideal para el tratamiento local.

Medicina y Cosmética: la Rosa Mosqueta
Por un lado, la Medicina avanza en sus estudios acerca de la Rosa Mosqueta debido a su poder de recuperación de los tejidos en personas que han tenido que pasar por operaciones quirúrgicas y que les han dejado cicatrices o abultamientos de la piel. Y por otro lado está la Cosmética, ¿no has deseado siempre hacer desaparecer aquellas manchas en tu rostro? o ¿las arrugas, las estrías, las marcas de cicatrices...? Regenera y nutre tu piel en profundidad con este aceite de rosa, es fácil de conseguir y además cualquier crema, incluso tu crema habitual, puede ser enriquecida con, sólo, tres gotas. Y cada vez lo será más, ya que progresivamente las líneas de cosmética están incluyendo aceite de Rosa Mosqueta en sus productos, incluso creando nuevas líneas de belleza que se basan en él. El aceite puedes conseguirlo en herboristerías, consultas de dietética y tiendas de cosmética. Su elevado contenido nutritivo, sus naturales virtudes correctoras y de regeneración celular, hacen de este asombroso aceite el mejor tratamiento antiarrugas, estrías y cicatrices, rejuveneciendo y cuidando la piel de todas las edades. En definitiva, en forma de infusiones, cremas, mascarillas, aceites... No renuncies a las maravillosas propiedades de la Rosa Mosqueta.